Consejos para hacer caramelo líquido

blogerredas 30 octubre 2012 0


El caramelo líquido es altamente utilizado en la cocina. Bien sea como acompañante de flanes u otros postres, para darle sabor a los pancaques o para utilizar en recetas de salsas agridulces.

La elaboración del caramelo no es tan complicada como pensáis pero sí debéis seguir unos pasos para que no se os queme o se arruine:

1.Por cada 25 gramos de azúcar hay que echar 1 cucharada de agua fría. Para que el caramelo quede más líquido y pueda extenderse mejor, un buen truco es agregar un chorrito de zumo de limón al agua.

2.Utilizar una cazuela baja (o una sartén antiadherente) con el azúcar y el agua y hay que llevarla a ebullición lentamente. Pasará de un espeso “jarabe” a ir adquiriendo una tonalidad oscura.

3.En el momento que tengamos el caramelo oscuro debemos mover la cazuela -sin utilizar espátula- suavemente para esparcirlo por aquellas partes donde el azúcar no ha deshecho todavía.

4.Cuando el caramelo adquiera el color deseado (nunca negro, rubio- dorado – oscuro, de lo contrario será demasiado amargo), quitarlo y utilizarlo inmediatamente, antes de que se endurezca.

5.Si se endurece, un truco para recuperarlo es agregar una cucharada de agua y volver a llevar la mezcla a ebullición suave.

Para lograr que el caramelo se mantenga líquido para su uso en frío, tenéis que agregar el zumo de medio limón o una cucharada de vinagre de Jerez cuando el caramelo aún esté caliente. De esta forma lograréis que al enfriarse el caramelo, se mantenga fluido, incluso al mezclarlo con cosas frías o preparado para utilizarlo recién sacado de vuestra nevera.

Espero que esta pequeña receta os sea útil, no es la más popular pero creedme que es la más eficiente para que no se os arruine. Probadla y me contáis que tal os va.

Búsquedas Relacionadas:

  • consejos para hacer caramelo