Un truco para engañar con las apariencias

blogerredas 5 Agosto 2010 0


frutas-y-verduras.jpg
Las patatas fritas son sin dudas el aperitivo favorito por la mayoría de los españoles. Su sabor es delicioso, son crujientes y no podemos parar de comer una tras otra. Además, siempre sirven como guarnición para cualquier tipo de plato. Pero, queridos amantes de la cocina, podemos hacer un riquísimo aperitivo sin la necesidad de las patatas. ¿Cómo? Es muy sencillo y nutritivo… Hay que sustituir las patatas por frutas o verduras y sorprender a nuestra familia.

Estos dos trucos son ideales para cambiar la rutina de las patatas y ofrecer una variante deliciosa y bien nutritiva. Nuestra familia, agradecida, seguramente querrá que estos aperitivos sean frecuentes en todas nuestras comidas. Y esto no debe ser un problema, ya que es una receta bien fácil y que no demanda mucho tiempo de preparación. Sólo necesitamos un cuchillo afilado o una mandolina y la fruta o verdura que más nos guste.


APERITIVO DE VERDURA

Sin duda contamos con varias opciones en este campo: podemos optar por la remolacha, la alcachofa, la calabaza o cualquier otro vegetal que se nos ocurra. Debemos tomar la mandolina y cortar la verdura muy fina, tal como hacemos con las patatas. Luego, en pequeñas porciones, las freímos en abundante aceite de oliva virgen bien caliente. Una vez cocidos, los sacamos de la sartén para depositarlos en un papel absorbente.

APERITIVO DE FRUTAS

En este caso podemos optar por la manzana, la pera, el mango o la piña (cualquier otra opción es viable también). Con un cuchillo bien afilado hacemos el mismo procedimiento que con las verduras y las cortamos bien fina. Colocamos en el horno, papel sulfurizado por medio, una bandeja amplia. Lo pincelamos con un poco de almíbar e introducimos las frutas en el horno, que debe estar a 100°C, hasta que estén bien crujientes.