¿Cómo aprovechar una pata de jamón ibérico al máximo?

Marta 3 Julio 2014 0

Según los expertos disfrutar de un jamón ibérico es toda una exquisitez. Pero al mismo tiempo, es importante saber cómo sacar el máximo provecho al jamón ibérico.  Por eso es importante saber cómo cortarlo y también conocer las zonas más importantes de las que está compuesto el jamón ibérico. 

Partes del jamón ibérico

La maza es el nombre que recibe la parte mas ancha del jamón ibérico y es por donde normalmente empezamos a consumir la pata de jamón, además es donde se encuentra la mayor cantidad de carne. La contra maza es la parte opuesta a la maza, por donde se continúan los cortes una vez que se ha consumido la maza. Se considera que es la parte más estrecha, más curada y con más consistencia.

Ahora pasaremos por la babilla, esta parte está ubicada debajo de la maza y está delimitada por los huesos fémur y coxal. Los expertos recomiendan empezar el jamón por esta parte, si no es consumido en mucho tiempo, para que no se pierda el sabor y los aromas de la parte de la maza. La punta es la parte opuesta a la pezuña del jamón, esta parte destaca por ser muy sabrosa. 

Cómo cortar un jamón ibérico

Se tiene la creencia que para cortar un jamón ibérico es tan solo ponerse a ello, pero si realmente queremos aprovechar al máximo un jamón de estas características debemos aprender a hacerlo como es debido.

El primer paso es contar con un buen equipamiento, por ejemplo, que el soporte jamonero sea lo más sencillo para que el protagonista sea la pata de jamón. Se deben emplear dos tipos de cuchillos, los de hoja rígida para quitar la corteza y la grasa de cobertura amarilla y otro de hoja larga y flexible para cortar las lonchas. A la hora de cortarlo se debe realizar a la temperatura adecuada para ello, no inferior a los 24 grados y tampoco ante un calor excesivo.

Es recomendable que se pele el jamón a medida que se vaya consumiendo la pieza, pero si se va a cortar toda la pata en una velada, por ejemplo, es mejor pelarlo entero. Al cortarlo, el truco es seguir el veteado y las fibras para levantar los aromas, se debe ir cortando lentamente, ya que un mal corte por ir con rapidez destroza el sabor del jamón.

Hay que tener en cuenta que un mismo jamón ibérico tiene hasta siete sabores diferentes, que se pueden identificar según en la zona de la que se corte. Si queréis poner en práctica todas las instrucciones explicadas y saborear al máximo los diferentes sabores de un buen jamón ibérico, recomendamos la tienda online de Guijelo Directo, sus jamones ibéricos de bellota son espectaculares y además, también se pueden disfrutar de otros productos ibéricos.