Beneficios del aceite de oliva

Pablo 18 Julio 2014 1

Beneficios del aceite de oliva

 

Originario de la zona de Egipto donde se inició su cultivo el aceite de oliva comenzó a utilizarse en la antigüedad como con fines cosméticos, algo que fue cambiando a través del paso del tiempo cuando el hombre comenzó a utilizarlo en la preparación de sus alimentos, debido a los beneficios del aceite de oliva.

Conocido popularmente como “oro líquido”, el aceite de oliva es también el componente principal de la famosa dieta mediterránea, tanto por sus excelentes propiedades para la salud sino también porque ayuda  a mejorar la piel y el cabello.

El aceite se extrae de aceitunas maduras y se cuida especialmente la época en que el fruto contiene la máxima cantidad de aceite que ocurre a fines del otoño, cuando las aceitunas son sometidas a un proceso especial para extraer su zumo, dependiendo la calidad del producto de proceso posterior y de allí que los productores tienen especial atención en todos estos pasos.

En la actualidad el aceite de oliva es utilizado para la preparación de infinidad de recetas de cocina, pero para obtener resultados óptimos es necesario saber elegir el mejor aceite y para ello elegir una tienda especializada en productos gastronómicos suele ser la mejor recomendación, sobre todo porque existen infinidad de marcas y lugares del mundo donde se cultiva el olivo y se realiza la producción con fines de consumo interno y exportación.

Beneficios del aceite de oliva

Gracias a las propiedades de los elementos que lo componen el aceite de oliva aporta numerosos beneficios para la salud y la belleza entre los que se destacan:

  • Es rico en ácido oleico
  • Tiene efectos benéficos sobre el colesterol malo LDL
  • Es un protector cardiovascular natural
  • Contiene antioxidantes y fenoles que previenen el envejecimiento prematuro
  • Ayuda a una buena digestión
  • Favorece la absorción de calcio
  • Posee efecto protector sobre la piel y el cabello

Gracias a estas y otras propiedades los médicos y nutricionistas recomiendan consumir por lo menos dos cucharadas diarias de aceite de oliva por ejemplo en ensaladas o preparaciones culinarias con mayor preparación incluyendo la repostería. Este consumo diario ayuda, según estudios realizados por diferentes centros de investigación del mundo, a reducir el riesgo de endurecimiento de las arterias y también de sufrir enfermedades cardíacas.

Asimismo, por sus propiedades nutritivas y gracias al ácido oleico que contiene, el aceite de oliva ha sido utilizado desde la antigüedad como hidratante para la piel seca ya que contribuye a mantenerla hidratada, por ello muchos productos cosméticos y de belleza lo tienen como uno de los ingredientes fundamentales de sus fórmulas de belleza.

De cualquier modo, ya sea por la salud, la belleza o el simple placer de disfrutar su agradable sabor, el consumo de aceite de oliva crece en las preferencias de los consumidores. Además ha sido elegido producto estrella por los más prestigiosos chefs de la cocina del siglo XXI, quizá también por la variada oferta de tipos de aceite de oliva que, hoy en día, están al alcance de todos.