Hoy cocinamos con Repollitos de Bruselas

lorena 19 febrero 2008 1


repollos de bruselas

Los simpáticos repollitos, son los más pequeños de la familia de las cruciferas. Son muy recomendados por sus conocidas propiedades anticancerígenas. Se cultivaron por primera vez en Bélgica, de donde reciben su conocido nombre. Son muy ricos en fibras, potasio, magnesio, hierro, ácido fólico y vitaminas (C, K, B2 y B6). Son pobres en sodio pero tienen calcio, fósforo y yodo. Cada 100 gramos aportan 40 calorías. Al elegirlos tener el cuidado de comprar coles chicas, bien cerradas, de hojas color verde oscuro que deben estar firmes al tacto y sin manchas. Si tienen las hojas externas sueltas y de color amarillento, esto indicará que los repollos no están muy frescos y que han estado almacenados en un lugar caluroso. Para una buena conservación hay que procurar envolverlos en papel, sin lavarlos y bien tapados. En estas condiciones pueden durar una semana en el compartimento para las verduras de la heladera. Cocidos no conviene conservarlos por más de dos días, siempre dentro de recipientes apropiados.
El jugo de limón los decolora durante la cocción. Para prepararlos en forma correcta hay que quitarles las hojas externas que pudieran estar estropeadas. Luego, recortar un poco los troncos y practicarles un corte superficial en cruz sobre la base. Es ideal cocinarlos al vapor de 10 a 15 minutos según los tamaños. Los repollitos de Bruselas, son excelentes compañeros de la carne roja, el jamón, la panceta (bacon) y los condimentos más acertados son el laurel, la pimienta blanca, la nuez moscada, el perejil y las hojas de salvia frescas.
Como ya es costumbre, les ofrecemos una recetita extra.

Tarta de repollitos
Enmantecar una tartera de borde alto y forrarla con una masa para tarta hojaldrada. Pincharla y reservar en la heladera hasta el momento de rellenarla. Hervir 1 paquete de repollitos congelados hasta que estén al dente. Aparte, en una sartén desgrasar 150 gramos de panceta ahumada(bacon) cortada en tiras finas. Retirar la panceta y reservar. En ese fondo de cocción y agregando 2 cucharadas de aceite, dorar 1 cebolla picada. En un bol mezclar los repollitos, la cebolla y la panceta. Colocar esta mezcla sobre la masa de tarta reservada. Mientras tanto, preparar el ligue mezclando 3 huevos, 2 yemas, 1/2 pote de yogur natural, 100 gramos de queso reggianito rallado y 1 cucharada de almidón de maíz mezclado con 200 c.c. de crema de leche fresca. Verificar la sazón. Verter delicadamente el ligue sobre las verduras. Cocinar en horno precalentado a 180° C, hasta que la tarta se cocine y se dore. Servir tibia.